INSTRUCCIONES PASO A PASO

La elección de la fijación dependerá directamente del tipo de soporte y de la pieza, carga o elemento que tendremos que anclar o fijar.  Hoy vamos a centrarnos en las fijaciones químicas o taco químico. En los últimos años ha aumentado su popularidad gracias a la capacidad de adaptación y polivalencia, pero es muy importante seguir unos pasos fundamentales para llegar a buen puerto.

Vamos a comenzar con algo sencillo. ¿qué es la fijación química?

Dentro los tres grandes grupo de fijaciones (metálicas, de adaptación y químicas) las fijaciones químicas adquieren gran importancia cuando tenemos cargas pesadas y soportes exigentes.

Por norma general siempre pensamos que es la fijación idónea para cargas pesadas o muy pesadas pero no debemos olvidar que es un aliado ideal para colgar cargas en soportes huecos, cargas directas sobre varilla métrica, etc.

La resina es muy resistente a las  cargas y a la rotura además, que de forma transversal, presenta una gran capacidad de adaptación a la superficie. El taco químico se presenta en un cartucho formato “silicona” y se compone de una resina epoxica y un catalizador que hace que la resina reacciones y comience a fraguar.  Dentro del cartucho las resinas están separadas en compartimentos, cartuchos, etc.

Es muy importante que la resina se mezcle correctamente pues un exceso de resina puede debilitar la mezcla y mucho catalizador puede hacer que la resina pierda sus propiedades y características.

Para lograr esa mezcla, la cánula del cartucho es una cánula helicoidal de forma que en el recorrido desde el cartucho hasta la salida de la cánula, la resina y el catalizador se mezcla correctamente.

De forma transversal tendremos que determinar el modo de fijación con taco químico bien sea sobre un material macizo (bloque de piedra, hormigón, etc) o un material hueco (bloque, ladrillo,etc).

1º En superficies macizas, usaremos la propia resina como aglutinante y fijador. Realizamos una perforación de un tamaño superior a la varilla métrica que vamos a utilizar y rellenamos el hueco con resina y posteriormente con la fijación.

2º Superficies huecas, habrá que usar un tamiz como elemento fijador de la resina. El tamiz es muy similar a un taco plástico, perforado. El tamiz dará consistencia a la resina para que no se “cuele” por los huecos del ladrillo, etc.

Vamos a ver el paso a paso para colocar una fijación con taco químico sobre una pared de bloque hueco de hormigón. Tenemos que colocar un durmiente con varilla métrica de diámetro 8 con su tuerca y su arandela, usaremos también un tamiz para colocar ese anclaje.

1º Marcaremos con ayuda de un nivel, regla, etc…la zona donde debemos realizar las perforaciones.

2º Usamos un taladro percutor con una broca del diámetro del tamiz. En nuestro caso, usamos una broca de Widia del nº14. Es muy importante usar el tope de profundidad colocado correctamente y a la medida adecuada al taco o tamiz.

3º  Aspiramos el interior de la perforación. Es de vital importancia retirar todo el polvo, restos te piedra, suciedad, etc de la perforación. De no hacerlo la estabilidad de la fijación se verá mermada. Puedes usar un aspirador, un soplador de compresor, una bomba de inflado.

4º Colocamos el tamiz en el agujero. Nos aseguramos que entra correctamente hasta su marca o medida.

º Preparamos el taco químico. Antes de aplicar la resina, usaremos un cartón, piedra, madera como mártir. Debemos asegurarnos de que la mezcla es correcta y el color debe ser homogeneo.

Lo más sencillo es empezar aplicando la resina sobre un cartón. Cuando el color de la misma es un gris homogéneo, la mezcla está lista para trabajar (si es un gris oscuro o muy claro….no se ha mezclado correctamente).

6º Insertamos la cánula en el tamiz y comenzamos a rellenar de resina. A medida que aplicamos la resina vamos sacando la cánula. Al final el tamiz quedará lleno de resina.

7º Introducimos la varilla de métrica. Debemos introducirlo como si estuviéramos enroscando en la resina. De esta forma los filetes de la varilla métrica se impregnarán de resina.

Para terminar, dejamos secar el tiempo que indica el fabricante. Es tiempo se verá incrementado o disminuido en relación a la temperatura ambiental. Por norma general comienza a fraguar a los 5 minutos de la aplicación logrando la máxima resistencia a las 24 horas.

Importante, no aplicaremos una carga técnica hasta que haya transcurrido el tiempo de secado indicado en las instrucciones.

Tecnofijaciones on EmailTecnofijaciones on FacebookTecnofijaciones on Twitter
Tecnofijaciones
Los especialistas en sistemas de fijaciones químicas, metálicas, a través, fijación a polvora, espumas, selladores y tornillería en general en Guadalajara, Jalisco y todo México